El pescado se ha ganado un lugar en el corazón y el paladar de las personas. Es reconocido por ser un alimento delicioso y por las muchas propiedades nutritivas  que aporta a la salud física y mental de quienes lo consumen. Y tú, ¿cada cuánto lo incluyes en tu dieta? 

Este alimento se caracteriza por tener un alto contenido de proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos como el omega 3, famoso por ayudar al bienestar del sistema cardiovascular y al cerebro. Su valor calórico es bajo, por lo que es muy recomendado para personas con sobrepeso.

Estas y otras razones te convencerán de decidirte por el pescado  y no por las carnes rojas que, consumidas en exceso, producen efectos nocivos en la salud. A continuación, descubre en detalle los beneficios de comer pescado y hacer mas saludable tu rutina diaria.

 

Contiene gran cantidad de vitaminas

El pescado tiene vitaminas  del complejo B, es decir B1, B2 y B3. Estas fomentan la conversión de los carbohidratos en energía, avivan la producción de glóbulos rojos (esenciales para transportar el oxígeno y los nutrientes en la sangre) y aportan al  buen funcionamiento del sistema digestivo 

Otras vitaminas presentes en el pescado son la A (evita el envejecimiento de las células por sus propiedades antioxidantes, lo que es algo positivo para prevenir el cáncer), la vitamina D (muy importante para la salud de los huesos porque regula el calcio) y la E (blinda el sistema inmunológico para cuidar al cuerpo de virus, bacterias y otros agentes que lo enferman).

Su tiempo de digestión es corto

El pescado no se queda tanto tiempo en tu estómago como la carne, por lo que es un alimento perfecto para las personas con problemas digestivos. Al comer pescado, la sensación de llenura estomacal es muy distinta en comparación a la que sientes cuando consumes otras proteínas. Con una porción pequeña de pescado quedas fácilmente saciado y tu cuerpo trabajará a una mayor velocidad para absorber nutrientes y expulsar lo que no necesitas.

 

Aporta omega 3, que actúa como un regalo para el cerebro

El omega 3 agrupa un conjunto de ácidos grasos presente en pescados azules y otros alimentos. Estos son fundamentales para:

  • El crecimiento de los niños: porque aportan a su agudeza visual y al desarrollo de su cerebro, de ahí que se recomiende aumentar el consumo de pescado a las mujeres embarazadas y a pequeños hasta los tres años de edad. Algunos estudios relacionan la óptima capacidad intelectual de los niños con una dieta en la que el pescado sea protagonista.
  • La salud del sistema nervioso, en tanto hacen que los mensajes que van de un lado a otro en el cerebro lleguen con más efectividad. En otras palabras, la actividad cerebral se fortalece.
  • El bienestar del sistema cardiovascular: porque reducen la presión sanguínea, bajan el colesterol malo y ayudan a la salud de la sangre y su adecuada coagulación. El pescadoreduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y, por ende, el fallecimiento a causa de estas. Para los hipertensos, comerlo es indispensable.

La Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer y la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular juntos queremos invitarte a ponerte en movimiento.
Queremos fomentar, impulsar y aportarte ideas para que tu vida sea más activa. Porque todo movimiento cuenta y suma. Porque un estilo de vida activo tiene grandes beneficios para tu salud. Te verás y te sentirás mejor. Adapta la actividad física a tus rutinas y así genera un hábito cotidiano.

Beneficios:
1- Aumenta capacidad cardio-respiratoria y capacidad muscular
2- Mejora la masa corporal y su composición                                                                                                   
3- Fortalece la salud de los huesos                                   
4- Aumenta la capacidad física para las actividades cotidianas
5- Mejora el sueño
6- Mejora la interacción social

7- Ayuda en el control del estrés

Aquí van algunas ideas:
- En el tiempo libre: participa de actividades recreativas y deportivas. Así disminuyes el tiempo frente a la tele y pantallas del teléfono y videojuegos.
- En el transporte: de a poco sustituye total o parcialmente el uso de vehículos, mejor usa el “transporte activo” como caminar o andar en bicicleta. También puedes dejar estacionado el auto más lejos del destino o bajarte unas paradas antes del ómnibus. Así contribuyes a disminuir el sedentarismo.
- En el trabajo y estudio: agrega pausas activas, es decir recesos con movimiento. Sube y baja escaleras, camina a buscar el almuerzo o la merienda en vez de solicitarlo por teléfono. Así sumas pasos a tu jornada.
- En el hogar: realiza las actividades de limpieza y orden de la casa, jardinería, lavar el auto y sacar a pasear al perro. Así estás beneficiando tu salud.

Existe evidencia de los resultados positivos para la salud de la actividad física en adultos. 

Ayuda a reducir probabilidad de tener:                                
- Depresión                                     
- Cáncer de colon                            
- Cáncer de mama                            
- Caídas                                           
- Enfermedad coronaria                   
- Hipertensión Arterial                      
- Accidente cerebro vascular           
- Síndrome metabólico                     
- Diabetes tipo 2