No alcanzó a vacunarse, pues el decreto que lo autorizaba salió diez días después de su deceso. Doloroso relato y llamado de su esposo.

Karen Ramírez Reinoso tenía 34 años y estaba embarazada de su tercer hijo. Su esposo Johan Ferney Marín se contagió de COVID-19 en el trabajo y ahí empezó la tragedia para esta familia de Soacha, Cundinamarca.

Esta madre estaba en el octavo mes de gestación y no pudo evitar contraer el virus.

Ella tuvo una sintomatología más severa, tos más fuerte, congestión nasal, fiebre mayor a 38”, narró su esposo Johan.

Aseguró que los “devolvieron tres veces de urgencias para la casa y ella presentando síntomas respiratorios”, algo que lamentó porque considera que, aunque estaba embarazada, a Karen no la atendieron como debían para evitar que falleciera.

                                                              

Y entonces “el 6 de julio tuvo una fuerte recaída que nos lleva a hospitalización. Tuvieron que hacerle cesárea para salvar la vida de mi bebé”, a quien bautizaron Abigail, que significa alegría y gozo del Señor.

Esta mujer embarazada falleció diez días después y Johan afirma que ella no alcanzó a vacunarse contra el COVID-19 porque el decreto que autorizaba la inmunización para gestantes salió más de una semana después de su muerte.

Johan hace un llamado no solo a recibir la dosis contra la pandemia y a seguir los protocolos de bioseguridad, también pide a las entidades de salud prestar “más atención a estas mamás cuando llegan con problemas respiratorios, que sean más minuciosos en los exámenes”, para que no haya más familias como la de él que sufran por la pérdida de un ser querido.

 

Ahora Johan se esfuerza por sacar adelante a sus dos hijos mayores y a Abigail, que “ha sido un motivo de alegría en este agridulce final que tuvimos con mi esposa”.

En Soacha han muerto 5 mujeres embarazadas en lo que va de año, 4 de ellas por COVID-19

 

 

 

PUBLICIDAD 

 

Continua la Jornada de Vacunación contra el Covid-19, primera y segunda dosis.💉
Conoce los biolgicos disponibles👇🏽 

 

Cada día mas se hace hincapié en los beneficios de consumir frutas y verduras para equilibrar la dieta diaria.

Y sobre todo las frutas y verduras  pues no sólo son las más ricas, frescas y económicas sino que son las que aportan mayor cantidad y tipos de nutrientes a nuestra dieta alimenticia.

¿Qué son las frutas y verduras?

Tanto las frutas como las verduras provienen de diferentes partes de la planta. Las frutas son la parte comestible del fruto. En realidad son los ovarios fecundados de la planta (en su interior están la semilla o semillas), su función es reproductiva.

Habrás observado que la aparición de las flores precede a la de los frutos y esto es porque los frutos proceden de las flores y en su interior protegen las semillas. La flor cuyos ovarios son fecundados se convierten en frutos. Un tomate, un calabacín o una berenjenas son frutas.

En cambio las verduras son cualquier otra parte de la planta que consumamos, por ejemplo: raíces como la zanahoria; tallos como los espárragos; y hojas como la lechuga.

 

3.595 han visto esto 

Se utilizaron en los lugares donde hay cuarentenas obligatorias o con altas tasas de contagio. Expertos explicaron que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias.

China ha comenzado a utilizar pruebas anales para analizar a las personas que considera de alto riesgo de contraer el COVID-19, según informó la cadena estatal de TV, un despliegue que generó diversas reacciones en redes sociales ante un tratamiento considerado invasivo pero que sería más eficaz.

La emisora CCTV informó que trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing la semana pasada, mientras que los que están en instalaciones de cuarentena designadas también se han sometido a la prueba.

Los pequeños brotes localizados de las últimas semanas han hecho que varias ciudades del norte de China queden aisladas del resto del país y han dado lugar a campañas de pruebas masivas, que hasta ahora se han realizado principalmente con hisopos de garganta y nariz.

Sin embargo, el método de la prueba anal “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas”, ya que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, dijo Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Beijing, a CCTV.

Los usuarios de la popular plataforma china de medios sociales Weibo reaccionaron al método con una mezcla de alegría y horror.

“Qué suerte haber vuelto antes a China”, escribió un usuario. “Poco daño, pero extrema humillación”, dijo otro, utilizando un emoji de risa.

Otros usuarios que se habían sometido a la intervención se sumaron al humor negro. “He tenido dos hisopados anales, cada vez que hice uno tuve que hacer un hisopado de garganta después. Tenía tanto miedo de que la enfermera se olvidara de usar un nuevo hisopo”, bromeó un usuario de Weibo.

La CCTV dijo el domingo que los hisopos anales no se usarían tanto como otros métodos, ya que la técnica “no era conveniente”.

A medida que aumentan los casos en todo el mundo, China ha impuesto requisitos más estrictos a las llegadas internacionales, en un esfuerzo por mantener la transmisión nacional cerca de cero.

Todas las personas que llegan al país deben tener múltiples resultados negativos en las pruebas y permanecer en cuarentena durante al menos 14 días en un hotel designado a su llegada, y muchas ciudades y regiones imponen requisitos adicionales de observación en el hogar.

(Con información de AFP)

 

12.754 han visto esto