Emisión del Programa Deporte en Común del Canal C Cali canal 12 y 112 con toda la información del Deporte de Santiago de Cali, Colombia y del Mundo 

 

 

Durante la mañana de este viernes, de manera extraoficial se conoció que la novela de la dirección técnica del América de Cali habría llegado a su fin, pues Fernando 'Pecoso' Castro sería el nuevo director técnico escarlata.

Al parecer, la noticia se haría oficial el próximo lunes a través del Departamento de Comunicaciones del equipo rojo. De llegar 'Pecoso', el presidente ejecutivo del conjunto americano, Ricardo 'Gato' Pérez estaría siendo coherente con su intención de fortalecer las divisiones menores, pues Castro es un técnico que tiende a darle oportunidad a los jóvenes.

Muestra de lo anterior es su último título, en 2015 con Deportivo Cali, que consiguió con una mayoría de jugadores jóvenes y canteranos del equipo verdiblanco.

Fernando Castro llegaría al banquillo escarlata en compañía de Juan Carlos Conde y Vladimir Galindo, que lo han acompañado en su trabajo los últimos años.

'Pecoso' ya estuvo al frente del América en los años 2002 y 2003, tiempo en el que logró llegar a una semifinal de Copa Libertadores en 2003 tras dejar en el camino a grandes equipos como Racing Club y River Plate de Argentina.

Castro se caracteriza por su manejo de grupo, que le apuesta a la disciplina dentro y fuera de la cancha, algo que parece indispensable para la actualidad del equipo americano.

Su última experiencia como entrenador se dio en marzo del 2017 en Atlético Bucaramanga, donde en la Liga I  llegó a cuartos de final y en Liga II rescindió su contrato, por los meses de agosto, tras una serie de malos resultados.

 

Para el partido, que se llevará a cabo este 25 de agosto a las seis de la tarde, Jerson González ya tiene listos a los 19 convocados con los que buscará obtener los tres puntos en el clásico ante los 'Embajadores'.

Los elegidos por el director técnico encargado de América de Cali son:

Entrevista con Anthony "El Pitufo" de Avila que visito Santander de Quilichao,invitando a la comunidad al partido en el Estadio Fabricio Cabrera "Betania" el próximo 3 de junio ademas nos hablo del momento del america de cali y la selección colombia 

 

La celebración de la victoria de Suiza frente a Serbia (2-1) durante el Mundial de Rusia con un gesto que simboliza el “águila albanesa” generó una intensa polémica. Ahora, los goleadores del encuentro, originarios de Kosovo, y el capitán del equipo corren el riesgo de ser sancionados.   

¿Qué pasó?

Los jugadores suizos Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, que tienen una herencia étnica albanesa vinculada a Kosovo, provocaron controversia al celebrar la victoria durante el último encuentro de la escuadra helvética el viernes 22 de junio. Cruzaron las manos abiertas sobre el pecho y las agitaron en dos ocasiones, un gesto que simboliza el águila negra bicéfala de la bandera albanesa. El capitán Stephan Lichtsteiner hizo lo propio.

“En el fútbol estás emocionado. Lo que hice fue solamente una pura emoción”, respondió Shaqiri, preguntado al término del encuentro sobre su gesto.

La Federación Suiza de Fútbol ratificó que se trató de una manifestación de júbilo espontánea y apolítica. Sin embargo, los tres jugadores enfrentan ahora una investigación y posibles procedimientos disciplinarios por parte del organismo rector del fútbol mundial, la FIFA.

Una escuadra multiétnica

El equipo de fútbol suizo está constituido por jugadores de origen muy diverso.  

¿Cuántos son hablantes de albanés?

De los 12 centrocampistas y delanteros seleccionados, diez nacieron en el extranjero o tienen padres que emigraron a Suiza.

Xhaka, Shaqiri y el mediocampista Valon Behrami tienen una herencia étnica albanesa vinculada a Kosovo, una antigua provincia serbia que declaró su independencia en 2008. Serbia no reconoce esa independencia. Un cuarto jugador suizo, Blerim Dzemaili, nació en Tetovo, una ciudad étnicamente albanesa en la frontera entre Macedonia y Kosovo.

Shaqiri nació en Kosovo, pero su familia huyó del país devastado por la guerra cuando era un bebé y se refugió en Suiza. Para el partido de Serbia, Shaqiri llevaba en sus botas las banderas de Suiza y de Kosovo.

Behrami, que creció en el norte de Kosovo, se mudó a Suiza con su familia en la década de 1990. En su pantorrilla derecha Behrami tiene un tatuaje del águila de Kosovo. En su brazo izquierdo están las banderas de Kosovo y Suiza. Xhaka, cuya familia proviene de Kosovo, pero que nació en la ciudad suiza de Basilea, también ha hablado en las redes sociales sobre su identidad albanokosovar. 

¿La política o la diversidad étnica del equipo de fútbol suizo han causado fricciones en el pasado?

En los últimos años, el equipo nacional ha tenido un historial de inmigración extremadamente diverso.

Tanto antes del partido del viernes como después, los entrenadores suizos y serbios evitaron cualquier pregunta o comentario sobre nacionalidad o política, insistiendo en el espectáculo deportivo.

Sin embargo, el debate sobre los antecedentes de inmigración del equipo suizo emerge de vez en cuando. En 2015, Lichtsteiner dio una entrevista a periodistas suizos en la que pidió un equipo nacional con el “equilibrio y la combinación adecuados”. “No se trata de tener 'verdaderos suizos' u 'otros suizos', sino de un equipo con el que los suizos puedan seguir identificándose”, declaró. Luego se disculpó y dijo que sus comentarios habían sido malinterpretados.

Astrid Carolina Balanta, la primera graduada que estudió gratis su universidad gracias a Supérate

Astrid se forjó en una pista de carbonilla en el municipio de Santander de Quilichao, Cauca, proyectándose como una prominente atleta. Corre 200 y 400 metros planos y representa al Valle del Cauca. Es la primera campeona de Supérate Intercolegiados que se gradúa como profesional gracias al crédito condonable que le entregó el programa.

En la vereda San Antonio, a las afueras de Santander de Quilichao, en la ruta que conduce a Timba, en el norte del Cauca, vive la familia Balanta Colorado. En una casa azul que tiene en su patio algunas plantas frutales como papaya y limón mandarina habitan Ermila Colorado, Luis Erby Balanta y sus hijas. Bueno, hasta hace poco vivían todos juntos.

Y es que gracias a que Astrid logró alzarse con un oro en Supérate Intercolegiados en el año 2013, pudo acceder al mayor incentivo que entrega el programa de Coldeportes a los campeones nacionales que en su momento están cursando el grado 11. Astrid estudió completamente gratis su carrera y hoy es la primera graduada de los 448 deportistas escolares que hasta 2017 habían recibido el crédito condonable de 40 millones. Este año se han entregado 87 más y durante la rendición de cuentas en Cali se otorgarán otros 38.

El talento deportivo le permitió a esta atleta vestir los colores del Valle del Cauca, pues se trasladó a vivir en la Sucursal del Cielo para adelantar sus estudios en la Escuela Nacional del Deporte, donde se ofrece la formación como ‘Profesional del Deporte’, que fue lo que soñó y por lo que trabajó. Ella se fue a la Villa de Indervalle, desde donde podía ir caminando a clase o al lugar de entreno.

La atleta es de hermosa y brillante tez morena, de figura espigada y con una enorme sonrisa fija y constante. Cuando estaba en la primaria, el entrenador de atletismo de su municipio, Hernán Zapata, la descubrió. Para ese entonces, la pista era de carbonilla, pero en el 2012, con los Juegos Nacionales, Santander de Quilichao estrenó una pista de atletismo de primer nivel, que aún se conserva.

Y fue hace cinco años cuando esta atleta, que estudiaba en el colegio Ana Josefa Morales, se alzó con la presea dorada en Supérate Intercolegiados. Ese título significaría un logro, quizás más grande que sus triunfos deportivos: el camino hacia la obtención de un diploma como profesional; algo impensable de otra manera por las circunstancias económicas de su familia.

El pasado mes de abril, en la Escuela Nacional del Deporte, en Cali, Balanta se convirtió en la primera graduada de los 448 deportistas escolares que actualmente estudian completamente gratis gracias a Supérate Interciolegiados.

Desde un cultivo de mango orgánico, el cual es procesado en Bogotá y luego exportado deshidratado a Europa, Luis Arby, padre de Astrid, recuerda lo importante que ha sido Supérate para su familia, pues sin este programa, rescata “ella no habría podido estudiar”.

Son tres las hermanas Balanta: Rosa Angélica, Astrid Carolina y Martha Isabel, la menor, quien el año pasado luchó por el crédito condonable de Supérate, pero no lo alcanzó ya que fue vencida en la Final Nacional. Por fortuna para su familia, Martha Isabel fue reclutada por la Policía Nacional por sus capacidades atléticas e inició el curso de oficial y tambien estudios superiores.

Fuente: COLDEPORTES